30 dic. 2012

Adiós, 2012

Con la perspectiva que da el fin de un año, puedo decir que este 2012 ha sido uno de los mejores años de mi vida. Por supuesto, el brillo y la dulzura con la que recuerdo mi infancia y adolescencia hacen difícil poder decir eso del “mejor año de mi vida”, por no hablar de mi poca simpatía hacia ese tipo de clasificaciones (no tengo canción favorita, ni película preferida, ni ningún ranking de recuerdos personales). Pero sí tengo claro que ha sido un año especial. Seguramente lo que lo haya hecho más especial fueran los casi cuatro meses de Erasmus-máster en Cracovia, una experiencia vital que ha ampliado mis horizontes vitales y geográficos, me ha permitido conocer a personas maravillosas –toda una familia durante esos meses- y me ha aportado algo más de seguridad personal. No sé si mi paso por Cracovia, o simplemente la edad, me han hecho valorar más que nunca la importancia de la familia y los amigos; pero, en efecto, este 2012 también me ha servido para revalorizar viejas amistades y crear otras nuevas, y ser consciente de que eres de allá donde te sientas arraigado e integrado, independientemente de la ciudad o la patria donde vivas.
El año que acaba también me ha permitido canalizar mi visión y preocupaciones políticas en una colaboración activa en Unión, Progreso y Democracia, un partido que, desde abajo, intenta transformar y mejorar este país enfermo. Personalmente, además, me ha hecho sentir que mi carrera, Periodismo, sirve para algo más que para ver mi nombre estampado en un título oficial.  
Cosas nuevas, cosas viejas, cosas buenas, cosas no tan buenas. Todas han hecho que este año sea difícil de olvidar. Espero que el 2013 sea, al menos, tan bueno como éste y, si no es mucho pedir, lo supere.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...